EL BLOG

Cómo estructurar la información al escribir para la web

A la hora de escribir un texto que va a ser publicado en la red, hay que tener claro que éste, alcanzará una dimensión global, por lo que hay que prestar un especial cuidado en su redacción. Es importante tener en cuenta al público al que nos vamos a dirigir sabiendo qué es lo que quieren los lectores, de manera que podamos enfocar el mensaje hacia ellos.

Internet es un medio en el que el que hay que tener muy en cuenta el tiempo de lectura, ya que es bajo, por lo que es fundamental jerarquizar los contenidos, facilitando la localización de la información. Un buen titular (informativo) puede llegar a ser más de un 40% de la información que retendrá el lector.
De antemano, no sabemos la repercusión que pueda llegar a tener un texto, por lo que siempre hay que prestar una especial atención a la corrección gramatical, una redacción breve y clara, con un español neutro y sin localismos, evitando frases complicadas y contenido que no aporte un significado relevante.

LECTURA EN MÚLTIPLES DISPOSITIVOS

Hoy lo más habitual es que se acceda a los contenidos de la red desde múltiples dispositivos. Conociendo este dato, podemos enfocar los contenidos para mejorar la experiencia del usuario.


En la web utilizamos un sistema de lectura diferente al empleado en papel. Escaneamos el texto de arriba abajo, recorriendo la pantalla con la vista. Por ello es importante localizar la mayor carga informativa en la parte superior de la página y en el titular.

Las principales características de lectura en pantallas:


La velocidad de lectura disminuye un 25%
• Los usuarios son incapaces de centrar su atención en trozos de texto largos
• La atención se dispersa
• La vista salta de un lado a otro sin centrarse en los detalles.


Por todo esto, el usuario que accede a la web en busca de información necesita que se le oriente y se le facilite el acceso a elementos informativos de distintos tipos (menús, enlaces, texto normal, etc.) para que acceda a la información que busca.
Queremos dar una serie de consejos básicos para adaptar nuestra escritura a la web y mejorar la capacidad de captar la atención de los usuarios.

RECOMENDACIONES DE ESTILO Y LENGUAJE PARA LA REDACCIÓN DE UN ARTÍCULO

El estilo empleado en cada tema es propio del autor, pero deben atenderse a una serie de pautas comunes que estandaricen el proceso de redacción:


• Reducir a longitud del texto
Los internautas no leen íntegramente los textos largos. Como media se debe reducir un 50% la longitud del texto pensado para papel, sin olvidar aplicar los criterios SEO. Aunque los contenidos están pensados para los usuarios hay que tener en cuenta que la relevancia de los mismos viene marcada por la forma en que los buscadores los indexan.
• Una idea un párrafo
De un texto breve y organizado se obtiene más información. Dos o tres líneas pueden ser pocas para el papel, pero pueden ser suficientes en una web.
• Listas
El empleo de listas numeradas o de puntos, son un recurso muy útil para estructurar el contenido y llamar la atención del lector. Es fácil retener información categorizada y es un texto cómodo de leer, que ayuda a mantener al usuario en la página. Si hay que hacer una enumeración, mejor crear una lista que separarla por comas.
• Emplear el estilo directo
Evitar oraciones pasivas y circunloquios. Atender al criterio de las 3C (Claridad, corrección y concisión).


Regla de las 3C:

Claridad: Es importante transmitir las ideas de manera que el lector pueda entenderla sin esfuerzo, intentando utilizar un lenguaje técnico pero divulgativo.
  o Usar frases cortas (15 ó 20 palabras)
  o Cada idea en un párrafo
  o Mantener el orden lógico de la frase 
  o No abusar de frases pasivas ni subordinadas

Corrección: Escribir correctamente implica no utilizar localismos ni argot. Hay que poner especial cuidado en los signos de puntuación y acentuación. Nunca escribir en mayúsculas frases completas.

Concisión: El mensaje debe ser lo más breve y preciso posible. No utilizar circunloquios.

El tono: A las 3C se puede añadir un cuarto parámetro, que implique un ritmo elevado, evitando ser monótono o excesivamente descriptivo.

• Utilizar de texto ancla
Ofrecer enlaces con acceso a información que amplíe la que se ofrece en el texto, haciendo referencia a otra página del mismo sitio web o un enlace externo (seguir recomendaciones para uso de texto ancla).

• Redactar títulos que resuman el contenido
A la hora de crear un contenido para internet no sólo basta con contar lo que queremos que se publique, existen una serie de reglas que ayuda a que ese contenido alcance las primeras posiciones en los resultados de las páginas de motores de búsqueda.

A la hora de redactar un título en el que a parezca una palabra clave del contenido del texto, tan importante es crear un buen contenido como un titular que llame la atención y de una idea de lo que se puede encontrar en el cuerpo del texto. Los motores de búsqueda comparan que el titular y el contenido guarden relación. Un titular que llame la atención pero no esté relacionado con el contexto del contenido Google puede considerar el contenido como poco relevante y hasta llegara penalizar la web.

 

 Cofinanciados por:

banner1