EL BLOG

Escribir contenido pensando en el posicionamiento -densidad de palabras-

Escribir contenido de una web desde el punto de vista SEO puede ser complicado ya que debemos intentar alcanzar una alta densidad de palabras clave, es decir, hay que elegir tres o cuatro palabras que deberán repetirse entre un 2% y un 5% del total de palabras del texto.

Es muy importante en el SEO que estas palabras estén insertadas de manera natural, si no se encuentran en su contexto adecuado los buscadores las considerarán "Spam", y por tanto clasificarán el texto como tal.

Si el porcentaje de palabras no llegase al 2% y es un poco más bajo no pasa nada, la idea es conseguir aproximarse a estos valores para optimizar el SEO, siempre repartiendo las palabras clave de manera uniforme por todo el texto. Eso sí, es muy importante que alguna de las palabras clave se repita en el primer y último párrafo del texto.

Si existe dificultad a la hora de colocar una palabra clave en el cuerpo del texto es mejor no forzarlo. Existen formas más creativas de insertarlas. Por ejemplo: Crear listas y categorías en las que se repita la palabra describiendo los pasos para desarrollar una acción.

Es muy importante no abusar de este recurso, ya que en el SEO una palabra que se repita en demasiadas ocasiones en las etiquetas de encabezado, puede ser contraproducente, y detectada como spam.

En el SEO no existe un número de palaras establecidas para la redacción de cada artículo, pero un texto de menos de 400 resulta poco creíble. Y llegar a conseguir una densidad de palabras de un 2% en un texto inferior será muy difícil. Cuanto mayor sea el artículo, mejor. Aunque hay que recordar que estamos escribiendo para la web, y los textos exageradamente largos tienen un índice de abandono alto. Los lectores digitales buscan contenidos claros, concisos y concretos.

Antes de redactar un contenido SEO es importante tener claras las palabras claves que acompañan al tema redactado. Obviamente, hay que tener en cuenta las palabras clave, título y descripción, declaradas en su web. La referencia a esta última es la más importante, ya que el uso de abusivo de metakeywords ha llevado a los buscadores a no dar la relevancia que se le otorgaba en el pasado.

Nuestro objetivo SEO con la densidad de palaras no es ser los primeros, sino generar tráfico. Es por esto que seleccionaremos tres palabras clave (una principal y dos secundarias), con las que construiremos el cuerpo del texto.

Finalmente, declararemos estas palabras clave para el SEO en el campo de la metaetiqueta de la entrada que se va a subir a la web.

Así vemos que en este texto modelo de 465 palabras tenemos una densidad del 1,94% en el tag [SEO].

 Cofinanciados por:

banner1